Próximo álbum ilustrado ( Cuando me Miras )

Próximo álbum ilustrado ( Cuando me Miras )

 

Érase una vez había un hermoso jardín,  lleno de bonitas y coloridas flores, que  todos los animales  contemplaban al pasar.  —¡Mirad! Que maravilla de flores gritaban al verlas.

Pasado un tiempo, por alguna extraña razón, las flores de ese jardín perdieron  su color,  su esplendor y su brillo, las flores estaban triste, crecían débiles y sin fuerza.

Que les pasara a esas  flores marchitas se preguntaban cuando las miraban 

Pero en medio del jardín había dos flores que seguían hermosas y deslumbraban con sus bonitos colores.

¡Mirad! ¡Mirad! ¡Que bonitas son esas dos flores! 

 Las dos flores, eran una madre y una hija, que había nacido esa primavera. 

La florecita irradiaba felicidad y alegría que contemplaba la madre a todas las horas del día.  

Próximo libro ( Marionetas Dormidas)

Próximo libro ( Marionetas Dormidas)

Sinopsis 

 En ocasiones y mucho más frecuente de lo que parece vivimos una vida que no nos complace, ni nos motiva, nos levantamos cada día sin ningún propósito y ningún rumbo, tan solo dejamos que la vida nos arrastre, sin parar un momento y pensar que es realmente lo que queremos, que nos gustaría vivir, donde nos gustaría estar y a donde queremos llegar, quienes somos realmente. 

Pero que pasaría si un día te niegas a seguir el ritmo de esa vida que no sientes en absoluto?    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Serie los siete Angelitos, poemas ilustrados

Serie los siete Angelitos, poemas ilustrados

Sebastián el rizos

Sebastián el rizos era un pequeñajo, renacuajo y traviesillo.
Sus padres le llamaban ¡hay mi taponcillo!
Era veloz, saltarín y pillín cundo alzaba la voz se escondía hasta pedrin.

Justiciero y valiente iba por las calles, defendiendo al débil y cascando al grande.
Todos huían cuando se enojaba, nadie resistía su mala baba.
Sebastián el rizos era chiquito y bonito con sus grandes ojos y largas pestañas.

Con gran salero te contestaba respondía a todo no se callaba.
Se movía rápido y audaz no te dejaba ni hablar.
Era muy gracioso con él te reías con gozo

Conquistaba a las señoras ¡hay que chiquitín más bonico!
¡Pero madre mía cuando habría el pico!
Pues a todos ponía en su sitio.

¿Niño no tienes modales? ¡Noo! se los llevó ¡Andrés perales!
Rápido como un galgo con su bicicleta iba por el barrio.
Arreglaba su bicicleta para que corriera como una metralleta.

La desmontaba y montaba y al final tornillos le sobraban.
Con las derrapadas volaba y las zapatillas agujereaba
Era zalamero como un caramelo, y a todos sacaba buenos dineros.

Echao palante a nada temía y de su lado todos huían.
La maestra le grito, Sebastián quieres atender de una vez
Y él le grito también ¿Qué quiere doña Isabel?

¡Sí me vuelves a gritar un tortazo llevarás!
—¡Pues sepa usted doña Isabel que también se lo daré!
Granujilla y pillo respondía como un grillo.

Sebastián el rizos era el pequeño de ocho, lo mimaron lo siete sin quitarle el chupete.
Ahora ves y quítaselo que te parte en dos.
Y esta es la historia de un pequeño gigante que creció y se hizo grande.
Nunca se dejó asustar y hoy sigue igual de audaz.

Sebastián el rizos un menudo ¡¡Cojonudo!!

Desde el cariño y el recuerdo te escribo esta poesía para tu día.

Felicidades Mi niño!!!

Las aventuras de Happy y su valle encantado

Las aventuras de Happy y su valle encantado

Las aventuras de Happy y su valle encantado, es la primera parte de mi primer cuento. este es el comienzo de mi nueva trayectoria como escritora de cuentos infantiles y juveniles. Con el propósito de hacer lo que me hace feliz y  seguir  en comunicación con los niño, escribiendo fantásticas historias mientras pienso en ellos.                                    La muñeca de Happy se vende bajo pedido.

 

 

 

 

   

 

 

 

Happy en manos de los ilustradores

Happy en manos de los ilustradores

Aquí tenemos ya a Happy en manos de grandes ilustradores como han sido Martin Blanco, Henry Robusto y Richar Drozkowski. todos ellos hicieron un fantástico trabajo.