Este apartado lo quiero dedicar al que ha sido y es durante toda mi vida mi gran compañero de infancia, de juegos, de incansables risas y el grandísimo sentido del humor que tiene. Maestro de la alegría a cuidado de mis hijos con mimo y diversión, un ser especial auténtico y verdadero. Mi hermano Jordi. Mi verdadero y gran compañero en este viaje por la vida.

Jordi al dibujar a Happy se animó enormemente a seguir dibujando. Una vez pulido el personaje, dedico tiempo a dar forma y hacer ilustraciones de Happy llevándola a otras escenas y estaciones. Y así fue surgiendo una idea tras otra. A él le encantan las manualidades y se le dan súper bien. Durante más de un año creo a Happy en todo tipo de técnicas que exponíamos en la tienda, de las que los clientes se enamoraban. Jordi en ese terreno es uno de los mejores qué conozco. Aquí una pequeñísima muestra de sus trabajos. Él ha colaborado en todas las ferias, es también en parte el creador de Happy, y con mucho cariño y mimo Happy se ha llevado a todas partes. Somos su auténticos padres. Como así nos gusta decirlo. Pese a todo el recorrido y años de producción y mucho trabajo, tampoco tuvimos la suerte de encontrar a un inversor que quisiera invertir en este proyecto tan bonito. Y a pesar del éxito y la demanda, no resultó suficiente para mantener la produccion ya que había que ampliar y seguir invirtiendo,

También quiero constar la gran colaboración de mis hijas Marina y Eva que siempre estuvieron a mi lado aportando ideas y ayudando, sobre todo Marina que trabajó junto a mí  y me acompañó a todas las ferias.  A mi hijo Toni que se ocupó del montaje y transporte de las exposiciones en ferias.