Soy Agustina García Merideño.

Nací en la ciudad de Cáceres, aunque  no me siento de esa bella tierra, ya que mis padres se trasladaron a la ciudad de Barcelona cuando yo tan solo tenía dos meses, lugar donde crecí y estudié, y de donde me siento realnente. A los catorce años nos trasladamos a vivir al Principado de Andorra, donde vivo desde entonces. Vengo de una familia numerosa,  familia de la que me siento muy orgullosa, que me convirtió en la persona que soy, educándome  con grandes valores. Estudié y aprendí el mundo empresarial, y en un país dirigido al turismo y especialmente al comercio. Emprendí mi con mi primer negocio desde muy joven, y desde siempre he emprendido varios negocios. Además de tener mi propia familia.

Desde muy joven siempre me gustó escribir, y lo hice para expresar mis emociones y sentimientos, cosa que me ayudaba a conocer la persona que se iba formando en mí. Soy una amante de la naturaleza y de los animales, y de la vida al completo, me siento cada día enamorada de esta maravillosa y perfecta vida, cosa que me inspira profundamente a escribir, y hace que sea mi mayor fuente de inspiración. Me encanta agradecer a la vida por el nuevo día que me regala. Amo la música por la cual siento que latimos y que nos hace sentir que estamos vivos, admiro y me apasiona el bailé, ver a esos profesionales o artista como bailan y cómo se mueven perfectamente coordinados en sus coreografías, amo el arte profundamente, en todos sus formas de expresión, y siento que en ello la Belleza de la vida se expresa en su máxima perfección. Soy amante del buen cine. Admiro la representación de los buenos actores, la historias que dejan un gran aprendizaje en nosotros, su huella, y nos hacen reflexionar. Pero algo que he descubierto en los últimos años es el arte de ilustrar, siempre me ha atraído lo artístico, las bellas artes. Pero algo con lo que disfruto como jamas lo había hacho antes, es el arte del los ilustradores, y acompañar y crear una historia de la mano del ilustrador, el proceso creativo. Es algo que me ha superado y apasionado.  El  el echo de crear una historia, y  un artista exprese con tanta belleza y exactitud lo que cuentan las letras. Esto se ha convertido en mi gran y última pasión y descubrimiento. Por lo cual amo más escribir y tener la maravillosa experiencia de contemplar mis historias vistas desde el arte más puro y genuino como el la ilustración.